La vida son momentos

martes, 20 de abril de 2010


Hay dos cumpleaños de mi vida que recuerdo especialmente: cuando cumplí 22 y cuando cumplí 24.

En el año 2000 trabajaba los fines de semana en un conocido restaurante de Bilbao mientras estudiaba la carrera. Ese año, el 16 de abril, como cada sábado, fui a currar. A la hora del cierre, ya día 17, cuando habíamos echado a todos los clientes, estábamos los compañeros tomándonos algo, charlando y comentando la noche cuando repente se pusieron a cantarme el “Cumpleaños Feliz” y sacaron del almacén un par de paquetes de regalo (un cactus precioso y una tortuga gigante de peluche) y un tarjetón enorme. Me quedé sin habla.






Mis 24 me pillaron en Madrid donde trabajaba en un pub para pagarme el curso de Interpretación que estaba haciendo. Después de cerrar teníamos la costumbre de quedarnos un rato allí mismo tomando algo y cantando con una guitarra (es lo que tienen los bares, que están llenos de artistas). Aquella noche, mi amiga L. me llevó al baño y cuando salí... Ohdiosmío! Estaban las luces apagadas y el local se iluminaba con las velas de una tarta que ponía “Felicidades Perla”. Llevaba poquísimo tiempo con ellos así que me emocioné. No lloré porque soy vasca que si no…

Ambos cumpleaños fueron especiales porque fueron cosas imprevistas.






Desde ahora, el 17 de abril de 2010 entra a formar parte de uno de esos días inolvidables. Y es que de repente la vida pone en tu camino personas increíbles que te hacen vivir momentos bonitos.

Hace apenas un mes no tenía plan para el día de mi cumpleaños. Quería hacer una fiesta pero no tenía invitadas. Algunas de mis amigas tenían despedida de soltera, otras son madres y tienen otros compromisos... Me veía colgada.


Pero cuando se lo dije a Mel enseguida me invitó a su pueblo. Me ofreció su casa y me aseguró que lo celebraríamos. Y vaya si lo hicimos. Me organizaron una cena impresionante, con buena comida, vinos exquisitos y mejor compañía. He tenido hasta regalos...

He pasado un fin de semana increíble, riéndome, dejándome llevar, sintiendo cosas bonitas... en definitiva, FELIZ.

Y yo no tengo palabras para agradecérselo a ella, a su marido y a sus amigos de allí así que les dedico este post.






Parece que 2010 está siendo un buen año. Ayer me preguntaba un amigo si la vida me sonreía. Le respondí que sí pero que yo también sonreía a la vida. Quizá ahí esté el secreto.


P.D.1 - Muchas gracias por los comentarios en el post anterior

P.D.2 - Edurne, gracias por pasar y quedarte

P.D. 3- este post es tan moñas que se autodestruirá en 5 segundos. 5, 4, 3, 2, 1...











22 comentarios:

MEL on 20 de abril de 2010, 14:03 dijo...

Y tanto que moñas, tía, me está entrando una indigestión de asucar quepaqué... osea, supermega, jajajjajaja

De nada, de nada, ha sido un placer, siesque a veces solamente hay que dejarse llevar, verdad? la vida es una mierda pero a veces te sorprende gratamente, y yo soy una sorpresa rubia y andante.

Te beso querida, algo harás bien para merecerlo...

María on 20 de abril de 2010, 14:13 dijo...

Jajajaja... Mel tiene razón, este post es ñoño y la vida es una asco... pero aquí estais vosotras para mejorarla!!! jajajajajaja

Los cumpleaños son siempre felices... los que se celebran, más... y los que celebras sin habértelo planteado, y salen quetecagasdebien, el triple!!!

Viva la perla!!

ana villanueva on 20 de abril de 2010, 14:37 dijo...

Que maravilla! no me esperaba menos de Mel... solo falta Celia Cruz diciendo AAAsuuuucaaaaaar!!!

A mi me encanta cumplir, ya lo he dicho en mi blog, y me gusta más regalar que que me regalen, eso lo sabe to quisque que me conoce, pero esas sorpresitas me hidratan el lagrimal cantidubi.

Y como dice Mel, algo habrás hecho, Peeer.
Besos

MEL on 20 de abril de 2010, 16:17 dijo...

Bueno, bueno, bueno, a ver si ahora resulta que vais a querer todas que os organice el cumple... (que conste que yo tuve poco que ver, es lo que tiene tener amigos supermega).

Y sí, Perla ha hecho algo para merecerlo, pero todavía no lo he descubierto!!

Perla N. on 20 de abril de 2010, 16:31 dijo...

Mel, he tenido que vomitar después de comer del empacho que tenía.

Y sí, tú eres una GRAN sorpresa... a pesar de tu estatura.

Perla N. on 20 de abril de 2010, 16:31 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Perla N. on 20 de abril de 2010, 16:32 dijo...

María, alguien ha debido de suplantar mi identidad en el blog... yo no he podido escribir esto. Pordios, me da hasta urticaria.

A mí me encantan los cumpleaños, no entiendo que haya gente que los considere un día normal. Y siempre, siempre, hay que procurar celebrarlos o hacer algo especial.

Perla N. on 20 de abril de 2010, 16:33 dijo...

Ana, a mí me gusta muchísimo hacer regalos... ¡pero más recibirlos! Si es que me emociono sólo con el envoltorio. Soy más tonta...

Perla N. on 20 de abril de 2010, 16:34 dijo...

Mel, deben de ser los cinco años que pasé en Bilbao, que soy CASI una de las vuestras. Dentro de poco voy a San Mamés y todo.

Si te decides a montar tu empresa de celestineo y organización de eventos yo te hago la publi. Ya has visto que se me da muy bien.

Sandra on 20 de abril de 2010, 17:00 dijo...

No lo destruyas tia que mola... de vez en cuando una tiene que sacar su lado dulce :P

Pues oye q me alegro que asi de pronto te saliera un plan y celebraras un cumpleaños inolvidadable, si es que la vida tiene estas cosas, que cuando menos te lo esperas te sorprende.

Besetes.

Cruela on 20 de abril de 2010, 17:08 dijo...

total un pastelón de cumpleaños y me alegro que te lo comiste con voracidad

Besos

Perla N. on 20 de abril de 2010, 18:49 dijo...

Uy Sandra no sé eh? Es que lo leo y no me reconozco... jeje.

La vida te sorprende y la gente también. A veces para mal, sí, pero otras muchas para bien. Y yo prefiero quedarme con ésas.

Gracias por apuntarte a seguidora, guapa!

Perla N. on 20 de abril de 2010, 18:52 dijo...

Cruela me lo comí enterito y mira que era grande, jajaja. Y de hecho, estoy pensando en repetir...

Besossss

Rose on 20 de abril de 2010, 19:03 dijo...

Qué bonita entrada!, y qué bueno es encontrar personas que te demuestran que te quieren con hechos, no solo con palabras. Un hurra por la amistad, y por esos días que uno siempre, siempre guardará en su memoria.
Enhorabuena, un besito.

ODRY on 20 de abril de 2010, 20:33 dijo...

Es verdad que la vida te sonrie, cuando tú le pones la sonrisa, pero también es verdad que es más facíl cuando se es tan especial como tú.

Un besote.

BET on 21 de abril de 2010, 10:55 dijo...

Me alegro mucho de que lo pasaras tan bien y con tan buena compañía !
el resultado : un cumpleaños inolvidable ! desde luego el 2010 para ti está siendo un muy buen año, aprovechalo y disfrútalo ! y no dejes de sonreir !

Besos !

Perla N. on 21 de abril de 2010, 18:09 dijo...

Rose, qué razón tienes. Las palabras se las lleva el viento... pero los hechos ahí se quedan y es bonito que sigamos acordándonos de algo diez años después. Te aseguro que estos tres cumpleaños no se me olvidarán nunca.

Un beso.

Perla N. on 21 de abril de 2010, 18:09 dijo...

Odry, gracias por tus palabras. Especial especial no sé si seré... pero desde luego soy única. Y menos mal, jajaja.

Besosss.

Perla N. on 21 de abril de 2010, 18:10 dijo...

Bet, desde luego que ha sido un cumpleaños inolvidable y la ocasión lo merecía. El primer año después de mi divorcio ¿y no iba a hacer nada especial? Por eso también lo valoro más.

Un beso.

Minerva dijo...

Qué bonito!! Me ha encantado tu respuesta: hay que sonreír a la vida, di que sí!!
Felicidades con retraso!! Me pilló de viaje con mis niños.
Un besote enorme!!

Sandra on 23 de abril de 2010, 18:53 dijo...

A ver que hacemos el finde eh, q tienes tu mucho peligro :P

Besos,

Pilar Vaquero on 28 de abril de 2010, 22:35 dijo...

A veces es necesario dar las gracias y ponerse ñoña, porque esa sensación de ser querida es así, como flojita, tierna y delicadita.
La clave para no morir de "dulzura"? Terminar la fiesta con unas buenas risas y entre amigas eso es fácil.
Felicidades atrasadas, vengo de picar de blog y blog y me he tropezado contigo.
Me recuerdas a mí, y si te sirve, después del divorcio, el mundo parecía un poco frío, raro y vacío, pero solo me faltaba hábito de quererme y no ser tan dura conmigo misma.
Hay tanta vida después como antes y se disfruta más, entre otras cosas porque los años enseñan.
Bsos

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada