Mi primer golpe, chispas

martes, 20 de julio de 2010

Viernes, 14:15h del mediodía, oficina:

RING, RING, RIIIING!!!!!



¿Sí digame?

Perlaaaaaaa, ¿habéis ido a buscar a la abuela? (era mi madre)

Joder, joder, joder. Se me ha olvidado completamente (habíamos quedado a las 14h). Y el Aitá no está… bueno ahora cojo el coche y voy a por ella.

ABRO INCISO

Mi padre tiene la manía de desaparecer de la oficina sin decir adónde va. Y no tiene móvil, con lo cual localizarle es imposible. Mi madre y yo barajamos seriamente la posibilidad de implantarle un microchip.

CIERRO INCISO

Salgo de la oficina, me monto en el coche de mi padre, arranco y enfilo el camino a casa de mi abuela a toda pastilla.







Mierdajoder, vaya cola… venga leches, que voy tarde. Allez, allez, que estáis dormidos, pisadle un poquito.

Estooo, ¿dónde tendré la tarjeta? (mi abuela vive en la parte vieja de la ciudad, que está cerrada con pivotes, por lo que necesitamos una tarjeta especial para entrar a su calle).

La busco, me despisto, bajo la cabeza, la levanto… y veo con horror que los coches de delante se han parado. Me pongo nerviosa... freno… TARDE...







Ay, ay, ay!!! ¿Y ahora qué hago? ¿Cómo se hace un parte? Quiero llorar. ¿Por qué me tiene que pasar esto a mí?

Temblando, salgo del coche.

Lo siento, lo siento, lo siento… (¿Conseguiré dar lástima?)

La chica del otro coche, lo mira, lo remira, abre el maletero, da una vuelta.

No pasa nada, tranquila, no tiene nada.

Ufff… respiro aliviada. Vuelvo a subir al coche y marcho rauda y veloz a por mi abuela, que la pobre debe de estar negra de tanto esperar.







Callo como una perra, por supuesto…. Hasta que ayer:

Perlita, ¿el viernes te pasó algo con el coche cuando fuiste a por la abuela?

Einnnnn… buffff… estooo… erggg… verás Aitá… es queeee… meestampécontraelcochededelante.

Ummm… Es que tengo el faro roto, el parachoques rajado y no puedo abrir el capó porque está desencajado. ¿Cómo no te diste cuenta?

Bueeeeeno, es que el coche de delante no tenía nada… la conductora tampoco… ni rastro de latigazos cervicales ni en ella ni en mí … iba con prisa… la abuela estaba esperando… pensaba en que no me iba a dar tiempo a echarme la siesta… ni se me ocurrió mirar, la verdad… (Joder, ¿cómo coño no me di cuenta?)

Pues lo tendré que llevar al taller.

Bueeenoooo… lo siento… estoooo… descuéntamelo del sueldo si eso. Pero a plazos, eh? POR FAVOR.









Se admiten donativos. Gracias.

9 comentarios:

Rose on 20 de julio de 2010, 11:33 dijo...

Bueno, lo importante es que no te ha pasado nada a ti ni a la otra chica, estas cosas pasan, siempre se anda corriendo, y bueno, un día se tiene un golpecillo. Un besico guapa, y nada que eso son gajes del conductor.

Regalp on 20 de julio de 2010, 11:35 dijo...

Esas cosas pasan mujer, no te preocupes, lo importante es que estás bien, la del coche de delante también y no te ha tocado el típico caradura que de repente siente mareos y quiere cogerse una baja a tu costa, sabiendo que no le ha pasado absolutamente nada.

Ahora que ya tienes heridas de guerra...ya eres una auténtica conductora curtida en mil batallas.

A tu padre ponle ojitos... y seguro que te hará un precio especial...

Bicos

pinkocha on 20 de julio de 2010, 11:38 dijo...

Al menos no fue grave, antes o después tenía que pasar... Yo nunca olvidaré mi primer golpe, fue a los dos días de sacar el carnet, me monté sola en el coche toda sobrada y me fui a un pueblo a unos 20 km. a tomar algo con unos amigos. En un momento dado vi que iba haciendo cola y me arrimé al bordillo para buscar aparcamiento con calma... Con tan mala suerte que me comí un pivote de la acera, no es que lo racara, es que se quedó incrustado en la defensa.
Volví a casa de los nervios, con el morro del coche arrastrando por la carretera, pero desde aquella nunca más. Ni un rascazo, nada, y de esto hace casi diez años.

Anita on 20 de julio de 2010, 13:21 dijo...

Esto son cosas que pasan y lo importante es que no te haya pasado nada a ti ni a la chica del otro coche.

Mi primer golpe también lo tuve dándole un besito al culo del coche de alante, por las prisas, al otro coche tampoco le pasó nada, al mío sí, y hoy, todavía tiene las cicatrices de ese día jejeje.

Ya te has estrenado como conductora :)

Cruela on 20 de julio de 2010, 14:14 dijo...

Pero si pa eso hay seguros, no hace faltar pagar la reparación vamos digo yo...

el domingo al aparcar me comí un poste de esos que abundan por Madrid.. casi nada, así que me callo y cuando mi C lo verá acusaré a cualquier vecino que no sabe aparcar

vamos que yo no fui
Besos

ana villanueva on 20 de julio de 2010, 15:29 dijo...

Ah! bueno, no pasa res, yo también me di uno a los pocos días de sacarme el carnet, contra un Volvo, el suelo mojado y frenan de repente y yo con el 205 me lo comí, salió y dijo lo mism, tranquila no me has hecho nada pero no me dijo que yo llevaba los dos faros rotos y el parachoques colgando, claro lo pagué yo, poco a poco. Besos

rubita on 20 de julio de 2010, 16:24 dijo...

Suele pasar, te preocupas mas por los demas, tanto coches como personas, que por los personales y claro, luego pasa lo que pasa, que sale todo de golpe.

¿sabes? Miralo por el lado bueno, el año que viene la compañia de seguros te mantendra la misma prima...

Besicos

Pilar on 20 de julio de 2010, 18:59 dijo...

Si después del golpe, pudiste seguir al volante, recoger a la abuela y llegar a casa, ¡prueba superada!

A mi me pasó como el que se cae del caballo y sale corriendo, me llevaron casi a rastras para volver a coger el coche.

MEL on 21 de julio de 2010, 8:21 dijo...

Menos mal que no eres rubia... pero lista un rato, eh? te curtes con el coche de tu padre, así se hace!!! qué rápido aprendes!! Dile que te lo descuente de las horas de la jornada intensiva, si, de las de las tardes...

Muackismuackis, caricuelgatú, son gajes del oficio, no llevarías la petaca en el bolso, verdad?

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada