Ya no soy lo que era

jueves, 9 de diciembre de 2010

Soy joven, soy joven, soy joven. Da igual las veces que lo repita, mi mente y mi corazón lo saben pero ¡ay! no opina lo mismo mi cuerpo.



Este puente me ha dejado desfondada. Y no es porque haya tenido que hacer noche en un aeropuerto gracias a los controladores, ni porque me haya pegado la madre de las juergas. Qué va. Si aún fuera por eso...

Pero no, no he hecho nada especial. El domingo salí a cenar y entre unas cosas y otras me dieron las 4:30h. El lunes no me podía ni mover.

El martes tenía que trabajar. Como no curraba ni dios, opté por simular que yo también tenía puente. Así que sentada en la oficina, frente a mi ordenador, me toqué los pies con ambas manos y aproveché para preparar “el cancionero moderno”, que promete revelarse como el hit de estas Navidades entre mi familia.

Por la noche salí a cenar y otra vez se me hizo un pelín tarde. Dormí poco y ayer quería morirme tres veces.

¡Lo peor es que ni siquiera me pasé!

Un drama. Con lo que yo he sido...

¿Qué fue de la joven que iba de gaupasa a la universidad? ¿Qué fue de aquélla que curraba en una tienda en turno de mañana, iba a clase por la tarde y trabajaba el viernes y sábado noche en un garito?

Dejadlo, no hace falta que contestéis.

Como dice una amiga de mi madre: qué pena de cuerpos...


P.D: Gracias a Mama Drama, seguidora número 53 y a Anuskarter, seguidora nº 54.

20 comentarios:

Pilar on 9 de diciembre de 2010, 20:58 dijo...

Venga, no te dejes, ¿te recuerdo quien corre bajo la lluvia? SOn bajoncillos, cuestión del tiempo, del frío, la lluvia, la nieve... los años ;)

Anita on 10 de diciembre de 2010, 10:02 dijo...

Ai, si es que los años se notan.. jejeje

Yo antes salía de fiesta, me levantaba con el resacón y durante el día playa, en verano, en invierno lo que fuera, de noche más fiesta, y así casi cada día. Ahora, como salga un día y me pase un poco, me arrastro durante toda la semana.

Besitos

Pepito Grillo on 10 de diciembre de 2010, 10:30 dijo...

La juerga tambien se entrena.

Dos semanas a ese ritmo y ya ni te duermes en el trabajo. ¿No dicen que unas agujetas tapan a otras? Pues unas ojeras tapan a otras ojeras :-)

Cruela on 10 de diciembre de 2010, 11:40 dijo...

Yo llegué a ir al curro sin pasar por la casilla cama... ahora me encuentro resacosa con tres cañas... es cierto es la edad no hay más...
pero oye si envejeces como el buen vino compensa no beberlo o quizás
Besos

MEL on 10 de diciembre de 2010, 12:16 dijo...

Esto... JAJAJAJAAJAAAJJAAJJA abuelitaaaa!! si quieres te enseño cómo sobrellevarlo mejor, tengo más experiencia...

Te tengo abandoná pero no me lo tengas en cuenta, aún no me he recuperado del partido que VIMOS en el hotel en Londres, CHITÓN!

La semana que viene te cuento cositas y te doy por saco un rato, mientras cuídateme!!

Selva on 10 de diciembre de 2010, 12:50 dijo...

Pues yo ya llegué a los 40 principales y en el Concierto de Rock ir Río en Madrid en julio pasado, mi amiga de Murcia y yo, asturiana de pura cepa, nos fuimos con la mochila como dos pipiolas y sin siestas ni nada, duramos dos días seguidos sin dormir y no se si es que lo pasamos tan bien y conocimos a un grupo de chicos de Las Palmas con los que disfrutamos un montonazo, el caso es que aguantamos como unas campeonas y mas despiertas que nunca, oye. Eso sí, en el tren de vuelta a la tierra de cada una rompimos totalmente y me pegué la siestaza del siglo, pero flipamos con el aguante que nunca pensamos que aun tendríamos a nuestra edad.
Mucho ánimo guapa!!

P.D.: Acabo de leer tu blog de principio a fin y me ha encantado porque me reconozco en muchas cosas a través de tus vivencias y tus sentimientos. Yo también me separé hace ya dos añitos y ahora estoy mejor que nunca.

Lamamma on 11 de diciembre de 2010, 15:35 dijo...

ya te digo hija, que yo para este verano sufrí ya el preestreno de la crisis de los cuarenta, y eso que acababa de cumplir los 36. Me dio tan fuerte que hasta me apunté a un gimnasio, YO! pero tan fuerte, tan fuerte, que aún sigo yendo... YO! y el caso es que me sienta bien, chica, mi cuerpo necesita el ejercicio para no romperse... ah, y mi cara más crema hidratante por las mañanas... no perdonan los años, no...

lo de salir por ahí... no sabría decirte... no recuerdo cuándo fue la última vez!

ODRY on 13 de diciembre de 2010, 12:51 dijo...

Nena, eso sólo es por un momentín, enseguidita, te recuperas y estas como nueva.

Un besazo

QuietBrown on 13 de diciembre de 2010, 12:58 dijo...

Yo he llegado también a ir de gaupasa -menos mal que tengo amigas vascas, que si no...- al trabajo, y ahora incluso me atrevo a hacerlo, pero bebiendo poco o nada. No, los cuerpos no son lo que eran, pero el mío de ahora no lo cambio por el de hace diez años ni de coña. Me llevo mucoh mejor con este...

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:40 dijo...

Pilar, no, no lo digas... prefiero seguir creyendo que es cosa del invierno. Ay!

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:42 dijo...

Anita, lo mío es más triste aún, no hace falta ni que salga. Como me acueste más tarde de lo normal lo pago durante cuatro días.

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:43 dijo...

Pepito Grillo, jajajaja, me gusta tu teoría. Pero lo peor es que ni ganas de entrenar tengo. Definitivamente, estoy acabada.

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:44 dijo...

Cruela, yo aún no he llegado a la resaca con tres cañas pero todo se andará. Nuestros organismos están demasiado puros y pagamos los excesos, habrá que poner en práctica lo que propone Pepito Grillo ;-P

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:45 dijo...

Mel, habla! La experiencia es un grado y tú por tu edad debes de tener como para escribir un libro. Con cariño te lo digo, eh?

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:46 dijo...

Selva, hija, qué suerte. A mí es que me puede el sueño... pero tengo un truco para aguantar y es infalible. CARAJILLO. Me tomo uno y me tienen que acostar a rastras!!

Gracias por comentar! Yo también estoy mejor que nunca, me ha cambiado la vida como nunca me hubiera imaginado y estoy muy muy feliz. Al final todo se pasa, hasta lo que nos parece el fin del mundo.

Un beso.

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:48 dijo...

Lamamma, jajaja, me parto. ¿La crisis de los 40 a los 36? Pues creo que yo voy por el mismo camino y he empezado por el pelo. El otro día casi me da el arrebato y me lo corto al cero.

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:48 dijo...

Odry, gracias, gracias... quien dice enseguidita dice una semana, no? ;-P

Perla N. on 13 de diciembre de 2010, 13:50 dijo...

QuietB, eres mi ídola. ¿Ahora también vas de gaupasa al trabajo? Yo creo que ni aunque me pagaran...

Y sí, una de las cosas buenas que tiene la edad es que aprendes a quererte más. Yo también me llevo mejor con mi cuerpo que hace diez años. Y eso que es prácticamente el mismo.

Sandra on 15 de diciembre de 2010, 12:38 dijo...

Si hija si, nos pasa a muchos, si antes con una ducha y un zumito estabas lista, ahora necesitas, al menos yo, tres dias para estar medianamente bien!.

que mala es la edad: P

Rose on 15 de diciembre de 2010, 18:00 dijo...

Ay, reina, lo que sucede es que estás algo baja de defensas seguro, en nada te revitalizas y vuelves a ser la que eras, estoy segura. Un abrazo y por favor... a ver qué pasa con blogger que no me salen muchas actualizaciones.

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada