Quien guarda, halla

jueves, 11 de febrero de 2010

Como ya os conté el otro día, estamos pintando la oficina. A mí me gustaría que, ya que nos ponemos, hiciéramos un esfuerzo y nos deshiciéramos de todo aquello que no sirve pero con dos viejunos como compañeros de trabajo es tarea imposible.

El otro día, María hablaba en su blog sobre los
pongos. Lo que hay aquí no es que sean pongos exactamente… es mierda pura y dura. Pero a mi padre y, especialmente, a su socio, parece que todo les viene bien.

Entre otras cosas, han aparecido varias impresoras, obsoletas por supuesto, que al socio de mi padre le parecen “aparatos buenísimos” que, “¿cómo se van a tirar, pordios?”. El hecho de que utilicen papel continuo (algo que dudo que siga existiendo) parece no ser importante. Así que, a guardar las maquinitas de los cojones.

Y es que 28 años que llevan aquí dan para acumular basura como para crear una nueva isla. Es imposible describir la cantidad de papeles que hay, que sí, que vale, que es una oficina y si se guarda y no se tira, al cabo de los años tenemos… pues esto. Pero yo mandaba todo al contenedor sin pararme a mirar qué es lo que estoy largando.

He aquí, algunos de los magníficos tesoros que hemos descubierto:
- Un telex: (¡¡un telex!! Por favor... se utilizaba ANTES de que existiera el fax. Vamos, anteayer)

- Varias máquinas de cálculo de éstas:

- Toneladas de papel continuo amarillento (mira, podíamos hacer funcionar esas impresoras de tan grandísima calidad)

- Diversos esqueletos de sillas (llamaba yo a un rumano y en tres minutos no quedaba ni uno)

- Decenas de cajas vacías (por si alguna vez tenemos que dormir en la calle, claro)

- Una Interviú de 1987 (no recuerdo quién estaba en la portada… quizá ¿Norma Duval?)

- Un calendario de 1996 (cualquier tiempo pasado fue mejor)

- Papeles de la década de los ochenta (que se guardan por si acaso… por si acaso aparece una chica con una cerilla y un bidón de gasolina... Para que prenda mejor, claro)

- Un muerto de fotocopiadora que no funciona (el socio de mi padre se empeñó en llamar a un técnico para ver si le servía para algo. Sin comentarios)

- Unas cortinas de antes de 1982 (ese año se trasladaron de su anterior oficina a este local y las cortinas eran del viejo, o sea que imaginaos... Fue un hallazgo hasta para ellos)

- Un sacacorchos rudimentario (Vete tú a saber para qué. Porque os aseguro que si hubiera botellas de vino, YO lo sabría… lo sabría)

- Varios sellos para falsificar documentos oficiales (semos legales en mi familia, ¿eh?)
- Montones de periódicos antediluvianos (son de mi padre, que los trajo aquí porque mi madre le dio un ultimátum hace años. Los sacó de casa, para traerlos a la oficina. Sí señor, cambiando la mierda de sitio, para que no se note…)


Como veis, todo cosas súper útiles, vamos, de esas que en cualquier momento te van a hacer falta, y de última generación, por supuesto. No me he encontrado un ábaco de milagro.


P.D. Gracias a V por apuntarse a seguidor.

17 comentarios:

Cruela on 11 de febrero de 2010, 14:22 dijo...

Buenoooooo

tía guarda el interviú que seguro que un momento dado algún coleccionista fetichista te lo comprará por una fortuna....

tengo un vecino que tenía una agencia de viajes y se jubiló el año pasado... la trastienda era la caverna de Ali baba porque como el hombre viajó mogollón y es de tendencia a comprar recuerdos inútiles y no tirar nada, vamos tenía de todo
sombreros de cualquier nacionalidad, platos con paisajes, hasta una muñeca de hacer voodoo que yo la quería pero no me quiso regalar porque por lo visto era de las auténticas y siempre le podía servir para maldecir a un vecino cabrón (el del 4º)
como su mujer no quiso nada de sus pongos en casa, alquiló un almacén para guardarlo todo y lo llenó

así que ya ves sepas que no tirarán nada
Besos

ODRY on 11 de febrero de 2010, 16:39 dijo...

Yo tengo un pequñisimo trastero debajo de la escalera y miedo me da el día que tengo que buscar algo, siempre esta en el fondo.
Pero coincido con Cruela el interviú dejalo que apenas ocupa, lo demás un día que no vayan a la oficina llamas a los rumanos, seguro que si no dices nada, ni se enterán y si no de apoquitos, como el del tio de la vara, un día el telex, otro la impresora, cuando menos te lo esperes no quedará nada.

BET on 11 de febrero de 2010, 18:05 dijo...

jajaj que bueno, proponles montar una exposición, tipo "museo histórico de la oficina" igual os llevais una sorpresa del interés que suscita jajaj

Besos !

Anares on 11 de febrero de 2010, 20:07 dijo...

bufff voy a tener que hacer limpieza...no quiero terminar así y voy por el mismo camino!!!

Besos

María on 11 de febrero de 2010, 20:21 dijo...

Ay, jajajajajaja... tía, lo de la fotocopiadora que no funciona, pase... lo de las impresoras de papel continuo, bueno... hasta lo del calendario de 1996... PERO UN TELEX!!!! UN TELEX!!!!!! jajajajajajajajajajajajajajajajaja

Es que no doy crédito!!!! jajajajajajaja

Sin duda ese es el rey de los pongos y no la mierdacargrejoplata que tenía mi madre!!!

Tres hurras por el padre de Perla y su socio!!!

Hip Hip...

ana villanueva on 11 de febrero de 2010, 20:26 dijo...

jajaja yo en mi antigua oficina tiraba cosas disimuladamente, pero la fotocopiadora de recepción, que por supuesto llevaba 10 años sin funcionar, era imposible... pero esas impresoras! todavía las usábamos para facturar... que que!!!

Besos!

Rubencito dijo...

Asi que sellos oficiales, eh??? Menos mal "que todo lo que se habla aqui es producto de la imaginacion y cualquier correspondencia con la realidad es fruto del azar"®
Yo lo que si que no te recomiendo es ir tirando una cosa cada día, por detrás. El negocio es suyo y si te han dicho que no, tienen todo el derecho del mundo. A mi por lo menos me enfadaría infinitamente, si alguien no me hiciese caso a lo que le digo.
Tómatelo con calma y olvídate de ello hasta que heredes!

Biquiños!

regalp on 12 de febrero de 2010, 12:05 dijo...

Aunque no os lo creais, el director general de mi empresa, tiene una calculadora como la de la foto y yo creo... que es un aparato del futuro, estamos pensando en implantarle un puerto USB y conectarla a internet, porque no veas la utilidad que le da.
Todo lo calcula alli, con una velocidad de dedos que ríete tu de Paco de Lucía.
Hasta apunta los teléfonos allí, y estoy convencido de que los cuadros de mandos no los analiza porque no hay versión para su maravillosa calculadora...
Por cierto, yo vivo en un 4º y soy un vecino cojonudo...

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:39 dijo...

Cruela, esta oficina es lo más parecido a un almacén... Hace años aquí trabajaban unas quince personas, ahora sólo somos tres así que imagínate la de sitio que hay. Y ya se sabe, cuanto más sitio más mierda.

El Interviú le mandó a la basura mi madre en cuanto lo descubrió. Bueno, la revista y algunas cosillas más que sólo vimos ella y yo porque si llegamos a preguntar nos las hubieran hecho guardar.

Lo hicimos disimuladamente, sin dejar pruebas, ni rastro, nada... como auténticas profesionales.

Besosssss

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:40 dijo...

Odry, he de anunciar con gran orgullo y satisfacción que ayer mi padre vio a un rumano que pasaba por aquí y le dio los esqueletos de las sillas y algunas cosillas más. Estoy tan emocionada...

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:40 dijo...

Bet, pues no te creas, que ya lo pensé, ¿eh? Seguro que hay alguien a quien todo esto le interesa. Yo limpié un par de máquinas de cálculo y las he puesto de adorno, dándole una estética retro a la oficina, jeje.

¡Besos y felices vacaciones!

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:41 dijo...

Anares, estoy segura que estos dos tienen síndrome de Diógenes. Por favor, empieza a tirar cosas cuanto antes, por tu bien.

Gracias por pasarte y comentar.

Besos

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:41 dijo...

María, ¡¡Hurra!! ¡¡Hurra!!

Desde luego, lo del telex es para caerse de espaldas. Voy a seguir mirando, quizá encuentre una piedra de Rosetta por aquí...

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:42 dijo...

Ana, ¡tú sí que sabes! Aunque tirar cosas disimuladamente es un poco difícil... estos dos viven aquí. ¿Y si simulo un robo?

Besossss

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:43 dijo...

Rubencito, jajaja, sí, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Es increíble la memoria que tiene los jodíos. Hay algo que lleva en el mismo sitios tres años (y no exagero, ¿eh?) y de repente un día dice mi padre o su socio (depende de quién sea el dueño) “yo tenía aquí noséquécosa..." Y a mí me dejan muerta. Coño, si sabes que está ahí, úsalo, llévatelo o si no te sirve tíralo, pordios, ¡¡TIRALO!!!

Bicos.

Perla N. on 12 de febrero de 2010, 16:44 dijo...

Regalp, ¿pero esa maquinita sirve para tantas cosas? Pues va a ser verdad que es el aparato del futuro... Las voy a guardar a ver si llega un momento en que me puedo hacer de oro con ellas, jejeje.

VERO on 12 de febrero de 2010, 17:01 dijo...

Gracias por la bienvenida.
jejej es que me senti super identificada con 'La tarde que parecía un año entero'
Por cierto y al hilo de este post, yo creo que en las oficinas lo de trasladar mierda de un lado a otro es lo suyo porque donde yo trabajaba los socios habían llevado hasta un saco de boxeo (de sus tiempos mozos jajaj)

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada