Una de mesa camilla

martes, 9 de noviembre de 2010

No es que me guste criticar, no, no, no, pero es que a veces no le queda más remedio a una que darle a la sin hueso en plan corrillo de Sálvame o ronda de mesa camilla.





El sábado tuve una boda y comprobé que hay gente que no tiene espejos en su casa. No me meteré con el gusto de cada una, que es muy subjetivo, y al igual que había vestidos que yo jamás me pondría, quizá había también mujeres que ni pagando se pondrían el mío (cosa que dudo porque era monísimo).

A quien me refiero concretamente es a una de las invitadas, que dio mucho de qué hablar, bueno, más bien su look. Llevaba un vestido negro, holgado, con una flor en la parte superior derecha. Hasta ahí todo bien, no?





Pues no, porque lo combinaba con unas botas por encima de la rodilla (AAARRRGGGG), llevaba medias transparentes (AAARRRGGGG) y lo que es peor, el vestido (más bien podríamos llamarlo blusón) justo le tapaba el culo. Y hablo en sentido literal.

Total, que cada vez que la muchacha se inclinaba hacia delante se le veían las bragas.

Pero nadie fue capaz de decirle nada. En nuestra mesa lo comentamos... "¿le avisamos?”, dudábamos. Pero la susodicha tenía aires de Naomí Campbel y claro, temíamos que tuviera el mismo arranque de mala leche que la pantera negra. Así que callamos. “Ahí está su marido, que le diga algo él”, concluimos.

¿Hicimos bien? ¿Vosotras le hubierais avisado? ¿Era consciente y estaba encantada de que todos le miraran? ¿Quería ser más protagonista que la novia?



He de decir a su favor, que por lo menos no llevaba tanga...



15 comentarios:

fiorella on 9 de noviembre de 2010, 13:22 dijo...

Bueno, cabe la posibilidad,por que no? de que justamente quería que se le vieran y al marido ni le iba ni le venía o lo mismo le encantaba.Un beso

Pepito Grillo on 9 de noviembre de 2010, 13:35 dijo...

Con lo miradas que sois las mujeres a la hora de escoger el conjunto "ideal" para las bodas, no me cabe duda de que la "individua" era perfectamente consciente del efecto "arriba el telon" de su bluson.

Ademas, no creo que ninguna mujer de mas de 15 años se ponga algo asi sin ser premeditado (y aun con las de 15 me lo pensaria...).

A mas de un@ falta le haria un Pepito Grillo que le hablase al oido.

MEL on 9 de noviembre de 2010, 13:37 dijo...

A ver, si la susodicha es de la pandi, con confianza y tal pues si, pero si es una más que apechugue, eso sí, las fotos se las saco y las cuelgo del face para contrarrestar opiniones. Lo normal, no?

Es como tú el otro día con tu wonderbra de viuda alegre, para qué te voy a decir nada si puedo colgar una foto... (que no txurri, que estabas guapísima! no te metí mano porque habíamus maridos...)

Rose on 9 de noviembre de 2010, 14:10 dijo...

Jjajjajajajaja, qué graciosa. Pues la verdad yo no le diría nada, principalmente porque si no tienes confianza es un tema delicado. Si fuera una buena amiga sí, sin duda, pero vete a saber cómo se lo toma si le dices algo, buff, igual te suelta una inconveniencia. Nada has hecho bien,ja,aj,aa y me ha encantado tu entrada.

Ellyllon on 9 de noviembre de 2010, 15:38 dijo...

Uyyyssss, depende de cómo me pillara el día.

Igual se lo cascaría que no.

Eso sí, con lo que nos miramos las mujeres al espejo antes de salir para una boda, me extraña que no supiera el efecto AXE que estaba causando.

Por lo menos las bragas serían monas, no?

Un besico
Elly

BET on 9 de noviembre de 2010, 16:34 dijo...

ajajaja me parto ! he pensado lo mismo que Elly, con lo que nos llegamos a mirar al espejo, es de cajón que la tipa sabía a que altura le quedaba el vestido y que si se agachaba, premio ! jajaja ...

Yo tampoco hubiera dicho nada, a no ser que fuera mi amiga claro.

Besos guapa !

Anónimo dijo...

A ver... a una tía normal, que no va de nada, y se le ve el culo, pues sí, me acerco, le digo: "Hola, mira, perdona, es que se te ven las cachas cada dos por tres... tal y cual"
Pero si es una choni con aire de diva, que se cree la Campbell... jajajaj ,la dejo que caiga por su peso, y se autohumille sin saberlo. Es el precio a pagar por ir de guay, sorry!
y encima, me río entre dientes!
Obviamente: AEV

Ely on 9 de noviembre de 2010, 20:24 dijo...

iba a poner lo mismo que Mel, que debes colgar fotos... Y no, no se dice JAMAS, si es amiga la pierdes y si no lo es... eso que te llevas de la boda

Pilar on 9 de noviembre de 2010, 22:53 dijo...

Hay quien no tiene ni amiga, ni espejo ni complejo.
Lástima que nos falta las fotos.
Besos (seguro que el tuyo era espectacular)

Oly on 10 de noviembre de 2010, 12:22 dijo...

Yo no la hubiera avisado ni de coña, cada una tiene que apechugar con lo que lleva puesto y si escogió ese vestido es porque quería mojarse el culo
Por cierto, tenía marido??? I CAN'T BELIEVE

QuietBrown on 10 de noviembre de 2010, 12:27 dijo...

Yo voto también porque sabía lo que llevaba puesto perfectamente, ¿le hacían juego las bragas con el resto? Porque eso sería la señal clave...

Anita on 10 de noviembre de 2010, 12:58 dijo...

Yo pienso que lo hizo aposta... cuando tenemos una boda pensamos con tiempo y nos miramos muchas veces y de todos los ángulos posibles en el espejo, así que esta tía sabía perfectamente que se le veía todo todito jejejejejeje.

Si es alguien de confianza se lo diría, pero sino no, lo que seguro que tendría tema de conversación y cotilleo para días jeje

Besitos

ana villanueva on 10 de noviembre de 2010, 17:44 dijo...

Yo el otro día me encontré con una que llevaba un sueter a modo de vestido con unas medias que ella habría tomado por mallas porque no me lo explico, se le veía todo, los muslámenes, el principio del culete, bueno, bueno... pues me pasó como a ti, menos mal que fué efímero el encuentro, lo que padecí!

Lamamma on 11 de noviembre de 2010, 9:12 dijo...

¿Avisarle de qué? ¿pero tú crees que no lo sabía ya? yo caí en eso allá por la EGB (en mis tiempos éramos más miradas que ahora) una compañera llevaba la minifalda más corta de lo que era habitual entonces y al sentarse se le subía mucho. Se lo comenté (solíamos hacerlo entre nosotras porque en realidad no, no queríamos que se viera demasiado, sólo lo justo) y me soltó algo como: "ya, por eso me la he puesto" Pues eso... que la que va a una boda enseñando el culo (o luciendo escote sin complejos o lo que sea) lo sabe perfectamente y sus razones habrá tenido para hacerlo.

Perla N. on 12 de noviembre de 2010, 9:49 dijo...

Bueno, parece que hay unanimidad sobre el asunto: la chica era consciente de la longitud del vestido y, ante un caso así, mejor callar y cuchichear.

Me ha encantado lo del efecto "arriba el telón" de Pepito Grillo. Es genial!!

Gracias a todas/os por los comentarios.

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada