Mi bolso... o ese agujero negro que todo lo engulle

viernes, 18 de junio de 2010

Oscuros objetos de deseo, compañeros de fatiga, amigos inseparables de cualquier mujer y de algunos hombres, grandes, pequeños, medianos y sobre todo, siempre, SIEMPRE, llenos. Ay, los bolsos, ¿qué haríamos sin ellos?








Yo tengo varios, como cualquiera de vosotras, supongo, pero al final, por no andar cambiando las cosas de sitio, siempre acabo utilizando el mismo: un shopping bag (o sea, un bolso grande que te cagas) negro.

El otro día noté que me pesaba. Mucho. Puedo decir que una tonelada y no exagero. Así que me dije, “Perla, bonita, hay que aligerar esto, a ver si te va a dar un pampurrio y te vas a tener que coger la baja”.

Y vacié.

Y flipé.

¿Pero cómo se puede meter tantas cosas en un bolso?

Os cuento:

  • Cartera grande (con DNI, carnets de donante, tarjetas varias, unos cuantos tickets y 34 céntimos)
  • Cartera pequeña (vacía)
  • Cartera con llaves: las de la oficina, las de casa de mi madre, las de casa de mi hermana, las del coche y las de mi casa
  • Agenda
  • Un neceser con: cepillo de dientes, pasta, spray de menta, hilo dental
  • Un neceser con: rimmel, eyeliner, pintalabios, toallitas húmedas
  • Productos de higiene femenina (pero como para pasar dos reglas)
  • Medio metro de bies fucsia
  • Dos cartas del banco
  • El seguro de mi ex-moto
  • Un sobre vacío
  • Carnet de conducir
  • Paraguas plegable (un básico en el norte)
  • Un par de guantes (de los de invierno, ¿eh?)
  • Un par de medias (algún día que hacía calor me las quité y ahí se quedaron, en un bolsillo que nunca abro)
  • Carmex
  • Colirios varios
  • Una receta
  • Chicles
  • Protector solar
  • Gafas de sol
  • Dos paquetes de Kleenex empezados
  • El móvil
  • Un espejito
  • Crema de manos
  • Un boli
  • Una lista de la compra de no sé cuándo
  • Un paquete de caramelos de menta de 250gr.
  • Gominolas
  • Un par de muestras de colonia
  • Pomadas para erupciones cutáneas varias
  • Bolsa de tela para la compra
  • Desodorante
  • Un botón

¿¿¿Cómo no me va a pesar??? Estoy por ponerle ruedas, en plan trolley.

26 comentarios:

Rose on 18 de junio de 2010, 13:52 dijo...

Ja,ja,aja,ja,aj,a como siempre genial,nos hemos leído el pensamiento, porque pensaba hacer una entrada sobre este tema, es mas a mi el médico por una tendinitis que me dio del bolso tan cargado, cuando me vio me preguntó, se va de viaje a algún lado? No entendía la pregunta, hasta que me dice, como la veo con una maleta en el hombro,ja,aj,aa aludiendo al tamaño del bolso. Un besazo y feliz finde

Nuria on 18 de junio de 2010, 14:08 dijo...

Jeje, yo pensaba que en el mío llevaba muchas cosas pero veo que no.
Yo tengo bastantes bolsos pero para usarlos tendría que decidir el día anterior qué ropa me voy a poner para hacer el cambio de bolso con tiempo y esas decisiones me cuesta mucho tomarlas últimamente y lo decido a última hora, así que llevo casi siempre el mismo bolso de un color gris-marrón claro que va con todo, y eso sí, el bolso vacío debe de pesar casi 2 kilos, sin exagerar, es tipo maletín.
Besos.

Amparo dijo...

jajaja muy buen post, a mí me pasa lo mismo. Me pesa una burrada, pero me pongo a quitarle cosas y es que es todo necesario... Al final, contractura que te va.

Buen finde a todos.

María on 18 de junio de 2010, 16:17 dijo...

Lo primero... TENGO EL BOLSO DE LA ILUSTRACIÓN!!!

Es un libro desplegable que me regalaron Fito y Damián!!! Y me encanta!!!

Y lo segundo: cuando me dio el hari en la espalda -algún día escribiré sobre eso-, decidí aligerar el bolso, y flipé tanto como tú... aunque no tanto como cuando trabajba en la tele y un día encontré un micro y una cinta DVCam en el fondo de un bolso que hacía un año que no usaba.

Pilar on 18 de junio de 2010, 16:26 dijo...

Contracturadas del mundo unios!!!

Decidamos que:
- No necesitamos un básico en minis para repasar el maquillaje.
- No necesitamos llevar un "por si mi amiga viene sin avisar"
- No necesitamos llevar dos DOCENAS de tarjetas, de las que al menos seis no usamos nunca.
- No necesitamos un cepillo pequeño aunque el cierzo sea tu compañero diaro.
- No necesitamos llaves.
- No necesitamos agenda.
- No necesitamos móvil.
- No necesitamos caramelos, chiclés o las adictas tabaco y mechero.
- No necesitamos pañuelos.
- No necesitamos agenda y boli.
- No necesitamos un libro para leer en el único lugar donde no puedes hacer otra cosa (en el bus/metro)

Porque desde ahora, el chófer abrirá las puertas, el maquillaje no se correrá jamás, la regla vendrá avisando antes de salir de casa, la laca será eterna e inapreciable, siempre que lo precisemos un caballero nos ofrecerá el pañuelo, nos acordaremos de todo o no tendremos días de catorce horas y por tanto no tendremos que organizar el día, cuando necesitemos hablar con alguien el chofer/secretario se encargará, al mirarnos las dependientas sonreirán y lo cargarán en la cuenta

Bueno y si no es así, pues nos haremos hombres, de los de antes, sin bolso.


??? Pues casi que prefiero la contractura que el fisio es un bombón.

ODRY on 18 de junio de 2010, 18:27 dijo...

Nena la receta es para hacerla, no para pasearla, ja ja ja

un besazo guapa y comprate un carrito.

Cruela on 18 de junio de 2010, 18:34 dijo...

Perla

Entiendo todo lo que dices, mi bolso se parece una maleta... y cabe un mundo PERO, espera porque nosotros las madres podemos añadir a tu lista:

un cuaderno de mate
unas notas del tutor
pañuelos porque siempre se lo olvida
y yo tengo una mascarilla de oxígeno por si le da el ataque de asma
o sea que creo mejor me lleve una mochila para repartir el peso jajajajajja

besos

VERO on 19 de junio de 2010, 18:45 dijo...

Jajaja te comprendo perfectamente Perla ;-P
Yo soy igual, sólo que yo tengo tropecientos bolsos y no me da pereza alguna cambiar de uno a otro y varias veces en el mismo día si hace falta, con lo cual cuando se me va aligerando el peso sólo porque entre cambio y cambio algo se me suele olvidar... normalmente de vital importancia cuando me lo he dejado en el otro bolso jejej es cómo una ley de Murphy :-)

ana villanueva on 21 de junio de 2010, 0:21 dijo...

Yo tengo un agujero negro auténtico, porque es negro y enoooorme, el día que me lo regalaron pensé, malooooo... porque lo lleno y además no ves nada dentro... ¡ya se lo que voy a meter! una linterna! jajaja
Muy bueno, Perla ;)

Besos!

MEL on 21 de junio de 2010, 10:00 dijo...

Estoy con Ana, te falta la linterna!!! ah, y el ladrillo de la seisdedos...

Lo que te pesa son los 34 céntimos, gástatelos!!

Y yo que pensaba que mi bolso era un pozo sin fondo... cómo se nota que eres giputxi, osea, tía, superporfa...

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:05 dijo...

Rosa, me parto con tu médico, de viaje dice. La verdad es que muchas veces sí parece que nos vamos de casa... cuanto más grande es el bolso, más metemos. No tenemos remedio.

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:06 dijo...

Nuria, yo también tengo un bolso de esos que ya por sí mismos pesan 2 kilos. El mío es monísimo pero tiene unas asas-cadenas matadoras. Podría llevarlo vacío e igualmente me provocaría una lesión. Sí algún psicópata me ataca le atizo con el bolso y lo tumbo fijo.

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:07 dijo...

Amparo, no sé si todo es necesario, pienso que no porque la mayoría de las cosas ni las utilizo... lo mío es más bien pereza, creo ;-)

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:08 dijo...

María, jajaja, ¿Una cinta y un micro? Tía eh?

Yo cuando no encuentro alguna chaqueta miro en el bolso et... voilà, ahí está!

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:08 dijo...

Pilar, yo juego a la lotería cuando hay un buen bote, a ver si pego un petardazo y contrato a alguien que me lleve el bolso.

Lo de hacerme hombre no me convence, eh? Me encanta ser mujer (diosss, parezco un anuncio de compresas)

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:09 dijo...

Odry, lo sé, lo sé... pero yo y los medicamentos nos llevamos mal. A no ser que sea algo muy grave, pienso que las cosas se pasan solas. La receta es super efectiva en el bolso, jajaja.

Perla N. on 21 de junio de 2010, 14:11 dijo...

Cruela, lo vuestro es un caso aparte. Tengo una amiga madre que si tienes hambre te saca del bolso unos quesitos y un yogurt bebible.

Regalp on 21 de junio de 2010, 16:25 dijo...

Perla, busca bien, a ver si vas a tener por ahí al Bin Laden y no te has enterado.

Lo siento por tus cervicales, que deben sufrir lo suyo.

Yo tengo un bolsito de estos en plan "bandolera" y la verdad es que cuando tengo que lavarlo, alucino con las cosas que saco de dentro.

Bicos

Perla N. on 21 de junio de 2010, 16:56 dijo...

Vero, ¿cambiar de bolso dos veces en el mismo día? Uff, demasiado para mí, bastante tengo con peinarme.

Yo cuando algún día me da por cambiar de bolso lo echo todo, mierda incluida, según cae del otro.

Perla N. on 21 de junio de 2010, 16:57 dijo...

Ana, pues lo de la linterna es una gran idea. De hecho, los bolsos deberían tener luz, que te pones a buscar algo y a veces hay que vaciarlos en medio de la calle para encontrarlo. Y si hace sol, bueno, pero como llueva...

Perla N. on 21 de junio de 2010, 16:57 dijo...

Mel, no me des ideas ¿eh? que a veces me vendría genial tener un ladrillo para arrearle a más de uno y una que se lo merece.

¿Con los 34 céntimos me llega para una camiseta de Zara?

Perla N. on 21 de junio de 2010, 16:58 dijo...

Regalp, pues igual lo tengo de okupa en mi bolso. Meteré un trozo de pan, si desaparece es que está ahí dentro.

Tú llevas un “bolsito” y alucinas. Prueba a llevar algo más grande, ya verás, ya...

Esthertxu on 21 de junio de 2010, 17:32 dijo...

Tu bolso y el mío son primos hermanos... por qué demonios todas son empecinamos en cargar con la casa a cuestas como los caracoles???
Salvo la crema de manos (creo que el tema "cremas" es lo único con lo que no cargo, sería la leche-en-polvo) todo lo demás, casi-casi calcadito.
Todas igualicas, eh?
Y luego dicen que cada mujer es un mundo... los cojones! (con perdón, jejeje).
mira mi bolso y flipa, que yo lo releo y me agoto de sólo pensarlo... http://simelocuentannomelocreo.blogspot.com/2010/03/lo-que-nunca-falta-en-mi-bolso.html
Besicos!!!

DANYGIRL on 21 de junio de 2010, 23:04 dijo...

jajaja...que bueno...yo odio llevar bolso, más aún odio que pese...así que cambié la cartera por un monedero de Betty Boop de niñas y ahí llevo el DNI el Carnet de Conducir y el poco dinero que tengo, jajaja...luego nunca falta el mp3, los chicles y el móvil...y ná más.

Perla N. on 22 de junio de 2010, 13:59 dijo...

Esthertxu, ya he echado un vistazo a tu bolso. Hija, cortaditas por el mismo patrón, como el 99% de las mujeres.

Perla N. on 22 de junio de 2010, 14:01 dijo...

Dany, tú eres la excepción que confirma la regla.

Alguna vez he salido de fiesta sin bolso, con el dinero y las llaves en el bolsillo del vaquero y no veas qué alivio. Claro que a diario no me veo... ¿Qué hago con las manos, eh?

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada